AUTÓNOMOS, DE PROTAGONISTAS A OLVIDADOS

OPINIÓN

Por Francisco Javier Pérez Bello
Presidente de la
FEDERACIÓN DE AUTÓNOMOS DE GALICIA

Cuando oímos hablar de Autónomos, o de Trabajadores Autónomos (muchos de ellos desarrollan su actividad en la Industria Ferial), en realidad nos referimos a un colectivo compuesto por más de Tres Millones de personas (más de 210.000 en Galicia), trabajadoras, por supuesto, pero lo que son de verdad es Empresarios o Profesionales, es decir, tres millones de personas que trabajan por  su cuenta y riesgo, sin dependencia de otras voluntades, asumiendo el riesgo de su actividad, y en muchos casos, empleando para ello a otras personas, en concreto en una media de 1’7 empleados por cada Autónomo. 

……………………………………………………………………………………………

Como cada vez que hay elecciones a la vuelta de la esquina,  los    diferentes grupos políticos que concurren al  proceso electoral,  fundamentalmente aquellos que  tienen  más posibilidades de llegar a tener responsabilidades  de gobierno, se acuerdan de los Autónomos. Y lo hacen para reconocer su aportación a la economía, su labor social y, normalmente, el excesivo coste social y fiscal que tienen que soportar. PP, PSOE, Ciudadanos, Podemos, ahora también Vox y los demás grupos, elaboran propuestas para tratar de mejorar la fiscalidad de este colectivo, simplificar sus costes administrativos, facilitar el acceso a la financiación, etc.

…………………………………………………………………………………………………

El próximo gobierno que salga de la nueva convocatoria electoral, si es que sale alguno, va a tener una ingente tarea por delante y los Empresarios y Profesionales Autónomos han de ser un elemento clave en la definición de las políticas económicas que vayan a desarrollar.

La política desarrollada por el Gobierno saliente de P. Sánchez en los últimos meses, así como el anterior de M. Rajoy se ha basado fundamentalmente en eso que llaman eufemísticamente “emprendedores”, es decir, personas que no son Autónomos, pero pueden llegar a serlo.

……………………………………………………………………………………………………………….

Se han implementado medidas dirigidas a que muchas personas que están en paro den el paso de convertirse en Autónomos, mediante la tarifa plana y otras bonificaciones, así como la capitalización del paro para aquellos  que tienen derecho a cobrarlo. De  esta manera, lo que  ha ocurrido es que ha aumentado el número de Autónomos de manera  artificial, ya que  muchas   personas,  ante  la  perspectiva de no volver a encontrar un empleo por cuenta ajena, se lanzan a la aventura de ser Autónomos sin la suficiente preparación previa, sin asesorarse ni informarse debidamente, con lo que muchos de ellos están abocados al fracaso. Ahora se comprueba como más del 80% de esos nuevos “emprendedores” apenas alcanzan los dos años de actividad, justo el tiempo que duran las tarifas planas.

……………………………………………………………………………………………………..

Por  otra parte, la  otra  razón que motiva  el  auge del  mal  llamado “emprendimiento”, es  el proceso de externalización de servicios que realizan muchas medianas y grandes empresas, que convierten a algunos de sus trabajadores por cuenta ajena o los sustituyen por Autónomos, con el consiguiente ahorro de impuestos y cotizaciones, que de esta manera recaen en esos nuevos “autónomos”.

Es decir, los Autónomos, de una manera u otra, son siempre los paganos de todas las crisis, la que hemos vivido y la que se nos anuncia, quienes soportan la peor parte. Sus condiciones de trabajo son las peores, horarios  tercermundistas, sin posibilidad de conciliar, soportan una presión fiscal confiscatoria y unos  costes sociales insoportables, para  luego  no recibir a cambio, apenas nada.

Las pensiones de los Autónomos son ridículas, en función del  esfuerzo realizado y, ahora se nos intenta convencer de que tenemos que cotizar más, pero lo que no dicen es todo lo que un Autónomo tiene que pagar  para mantener una actividad, en cotizaciones, la suya y la de sus empleados, si los tiene, en impuestos, tasas, etc. La suma de los impuestos que tiene que pagar un Autónomo está muy por encima del 50% de los ingresos que genera.

………………………………………………………………………………………………

Muchos Autónomos mantienen sus negocios abiertos, porque es lo único que tienen, porque han invertido en ellos todo el patrimonio que tenían, y cuando cierran la puerta se van a los comedores  sociales.

Afortunadamente, no  son  todos,  ni  siquiera son mayoría, pero  ésta  es  una  realidad  que  está  sucediendo  todos los días en nuestras ciudades y afecta a demasiadas personas. Y miramos  para  otro lado. Nadie se acuerda de estas personas. Los discursos de los políticos se centran en combatir la economía sumergida y el fraude fiscal.

…………………………………………………………………………………………….

Pero día tras día comprobamos que los ricos siguen y me temo que seguirán sin pagar impuestos, y todo el peso de las inspecciones y sanciones recaen en los pequeños, fundamentalmente, en los Autónomos, que luchan por sobrevivir y sacar adelante a sus familias.

Emprender en España sigue siendo una asignatura muy difícil, y no parece que el panorama vaya a cambiar mucho después de la repetición de las elecciones. Urge una reforma en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social, para acercar las cotizaciones de los autónomos a otros países europeos  pero, sobre todo, para garantizar a los Autónomos que se jubilan una pensión digna del esfuerzo que han realizado toda su vida.

………………………………………………………………………………………………..

Urgen medidas que faciliten el acceso al crédito y a la financiación, rebajar las cotizaciones y los impuestos de todo tipo que recaen sobre la actividad económica. Hay que premiar al que se esfuerza, al que crea riqueza, al que genera puestos  de trabajo, y los Autónomos, no lo olvidemos, generan cuando menos, un puesto de trabajo, el suyo, con lo cual está dejando de ocupar otro en algún otro lugar. Y esto no se valora suficientemente.

……………………………………………………………………………………………..

Hay que conseguir que la Administración pague las facturas generadas por los Autónomos que contratan con ella en tiempo prudencial, hay que avanzar en la mayor simplificación de los trámites y gestiones  que    tienen  que  realizar  los Autónomos. Hay que promover sistemas que favorezcan el relevo generacional, para que negocios viables sigan subsistiendo, y hay que permitir que aquellos Autónomos que alcancen la jubilación teniendo alguna deuda pendiente con hacienda o con la seguridad social, puedan generar su pensión y compatibilizar el percibo de la misma con el pago de su deuda.

Estamos, de nuevo, en período electoral. Nos toca escuchar las propuestas de los Políticos. Y también nos toca presentar a los políticos nuestras propuestas, ahora que todos están dispuestos a escucharnos. Luego, sabemos que unos no querrán escucharnos, porque ya tendrán el poder, y otros nos escucharán, pero no podrán hacer nada, porque no tendrán poder para ello.

No pedimos mucho, solo un poco de realismo y sentido común.

A poco que se les ayude, los Autónomos sacarán a este país adelante, como siempre han hecho, con talento, imaginación, esfuerzo y dedicación.

A Coruña, 20 de septiembre de 2019.