VISIÓN DE FUTURO DE LA FERIA

HEMEROTECA




Por Hans Staeger
(Publicado en el Nº 7 de diciembre de 1984.)

Nueva fórmula de comunicación que da lugar a comentarios

Nueva fórmula de comunicación que da lugar a comentarios.

¿Cómo le comunico en adelante a mis socios, mis amigos, pero también a mis vecinos, lo que quiero decir? Les llamo, les escribo una carta, los informo por vía electrónica o, los llevo lo más posible a un diálogo personal?

La discusión por el aprecio de los nuevos métodos electrónicos en la comunicación está en plena marcha. Y porque cada feria es un acontecimiento de comunicación, también su futuro entra en la visión de los augures.

Hace poco, Wolfgang Disch, redactor jefe del “Marketing Journal”, muy apreciado por mí, ha aportado una nueva fórmula para ferias a la discusión en torno a la comunicación; según su opinión, para decirlo más fácil, PODC es el futuro de las ferias. Detrás de esas cuatro letras se esconde la afirmación: “Point of Direct Communication”.

“Un momento– se va a decir más de un lector -, no hace mucho se ha presentado una fórmula parecida”.

Efectivamente, con motivo de una asamblea anual de los colaboradores de distribución y venta de nuestros productos en Platting, conocimos las letras POC.

Estas tres letras significan: Point of Consulting. En aquel entonces Wolfgang Disch imaginó una feria y con esto un “stand” del futuro como un acontecimiento a cuyo éxito tienen que aportar algo todas las disciplinas entre publicidad y prensa.

No hay duda de que él medio feria se desarrollará continuamente y de que nuevas formas y necesidades de comunicación se reflejarán en las ferias. También estoy conforme con el siguiente pensamiento:

– Cada vez más gente busca informaciones sistemáticamente.

– El crecimiento impetuoso de oferta de información lleva a mayor utilización de los medios.

– La generación joven crece con los nuevos medios y no teme utilizarlos.

– Antes de la decisión viene la información.

Ya no son los productos, sino su utilidad para cada uno, lo que va a formar el punto central de las ferias, según se dice. También se puede estar de acuerdo con estas consideraciones. Ferias de “software”, como por ejemplo, ferias de turismo, no son un invento del futuro.

Sin embargo, no me puedo imaginar una exposición de automóviles, una “Photokina”, ni tampoco una “boot”, en las que faltan los objetos expuestos y dónde solo se vende el placer por la movilidad y técnica moderna.

Hay una cosa de la que estoy seguro, y con esta opinión me encuentro en buena compañía: el diálogo personal, preparado de una manera óptima, utilizando textos de pantalla y otros medios nuevos y tradicionales, tanto por el expositor, como por el feriante del “stand”, es, y siempre será, la base de un éxito en una feria.

No tengo nada contra informaciones por video o imágenes de disco, ni contra itinerarios sutiles con guía, ni contra actos adicionales, como workshops y congresos; creo y espero que todas las medidas adicionales de este tipo tienen un efecto: expositores y feriantes coinciden en un clima de feria, que les deja mucho tiempo para un diálogo preciso. Espero que con tanto tiempo sea posible la pregunta por el bienestar personal del otro.

Tanto en el POC como en el PODC, las ferias siempre fueron, y todavía son, puntos de culminación de la comunicación. Están sujetas al cambio, a la adaptación a nuevas formas de información y de orientación. Pero el “stand” del futuro no podrá prescindir de:

– Diseño estético.

– Alta eficacia económica en el uso frecuente del “stand”.

– Una imagen de la empresa adaptada a la Corporate Identity. 

COMENTARIO 2016

Este artículo lo escribió Hans Staeger  el diseñador alemán que inventó y desarrolló OCTANORM. Tiene su contenido frescura y actualidad, el desaparecido Hans supo “leer la feria” desde su avanzada visión.