Tecnologías y soluciones de fabricación innovadoras, máquinas grandes y la llegada de industria 4.0 al sector del procesado y la transformación de la madera: Este es el balance extraordinario de LIGNA 2015, la feria mundial de maquinaria, equipos y herramientas para el procesado y la transformación de la madera, que cerró sus puertas el pasado viernes 15 de mayo en Hannover. “Los expositores presentaron sus últimos desarrollos ante un público internacional, demostrando el alto estándar que ha adquirido la comunicación entre el hombre, la máquina y la pieza inteligente en la industria maderera y del mueble“, manifestó el doctor Jochen Köckler, de  Deutsche Messe AG. Para los carpinteros y ebanistas, las tecnologías innovado­ras capaces de abrir nuevos horizontes son la clave del éxito porque permiten introducir la fabricación interconectada en sus empresas. Un total de 96.000 visitantes acudieron al evento, 40.000 de los cuales eran de procedencia extranjera.