______________________________

 

IFES, Congreso de Atenas 2019.
Cumbre de conocimiento e inspiración

Por el Arq. Alejandro Blitstein*
 

IFES, la Federación Internacional de Exhibiciones y Servicios, maduró un cambio importante allá por 2009, permitiendo el ingreso a las compañías además de las asociaciones. Con el tiempo, fue cambiando e integrando a muchos países y todos los continentes a través de sus asociados.


_______________________________________________________________________________________________________________________________________

  

 

Hasta el 9 de junio se podrá visitar en Espacio Fundación Telefónica, Fuencarral 3, Madrid la exposición teamLab. Fundado en 2001 por Toshiyuki Inoko, teamLab es un colectivo artístico formado por varios cientos de profesionales entre los que se encuentran artistas, programadores, ingenieros, animadores digitales, matemáticos y arquitectos. Alejados de la noción tradicional del autor que firma su obra, el trabajo colaborativo de este equipo multidisciplinar constituye uno de los pilares del grupo para generar sus sofisticados espacios inmersivos.

 

   

Autodenominados como “ultratecnológicos” por su uso de la tecnología como herramienta para expandir nuestros conocimientos y experiencias, teamLab busca ampliar las posibilidades del arte a través de lo digital y generar nuevas formas de relacionarnos con el arte, la naturaleza y el mundo a través de sus obras. Más allá del virtuosismo técnico todo el trabajo de teamLab viene motivado por una poderosa inquietud humanista que explora la confluencia de arte ciencia, tecnología y diseño con el medio natural.

La noción de que no hay separación entre nosotros y la naturaleza recorre todas sus propuestas, que buscan con entornos envolventes diluir los límites entre mundo interior y mundo exterior fundiendo al espectador con la obra.

La instalación Black Waves: Lost, Inmersed and Reborn, (Olas negras: perdido, sumergido y renacido) que ocupa gran parte de la instalación, es un buen ejemplo de ello. Inspirada en la tradición artística japonesa, sus olas recuerdan a La gran ola de Kanagawa pintadapor Hokusai en 1830. Tras calcular la interacción de miles de partículas entre si, un espacio 3-D generado por ordenador expresa su movimiento en una gran masa de agua que da lugar a una ola continua. El espacio resultante genera una atracción en el espectador que siente sumergirse en la fuerza del oleaje y formar parte de un todo del mismo modo en e4l que lo hacen dichas partículas.

Ubicada en el centro de la sala,Flutter of Butterflies, Born from Hands (Aleteo de mariposas, nacidas de las manos) responde a la interacción del público, que al tocar las paredes hace aparecer o desaparecer cientos de mariposas sugiriendo con esta acción el frágil equilibrio entre el ser humano y la naturaleza. La obra evoluciona en tiempo real, en una transformación que depende del entorno y que hace que los bellos patrones generados por las mariposas no se repitan nunca. Con esta pieza, teamLab logra trascender los límites físicos y temporales del arte convencional. Gracias al uso magistral de recursos digitales no solo consigue presentar una obra en permanente evolución que desborda el espacio, sino que establece un vínculo entre las personas que la contemplan en tanto que la acción de cada espectador incide en el resultado de la pieza.