______________________________

 

Termatalia Brasil 2018

La Feria Internacional de Turismo Termal, Salud y Bienestar, afrontó su 18ª edición (la cuarta en América Latina) reuniendo en Foz de Iguazú (Brasil) a representantes del turismo de salud y bienestar de 34 países lo que la refuerza un año más como el gran referente mundial del sector. Con masiva presencia de empresas y profesionales de América Latina y de Europa e incorporando también a Asia-Pacífico, Termatalia Brasil 2018 reunió a 200 expositores, 25 turoperadores internacionales y a 60 expertos que participaron en el XIII Encuentro Internacional sobre Agua y Salud. Bajo el lema “La energía de las aguas”, la feria se celebró en el Centro de Convenciones Maestra del Hotel Recanto Cataratas de Foz de Iguazú. entre el 12 y el 14 de septiembre.

_______________________________________________________________________________________________________________________________________

                    

 

Tenemos el derecho de estar bien informados, pero hoy la información se llama comunicación y la comunicación se presenta bajo la forma de espectáculo y el espectáculo no es nada si no genera audiencia, éxito mediático, negocio. Al final resulta que la información siempre es un simulacro

y la política un marketing impuro. Los congresos de los partidos, los mítines y las convenciones para designar candidatos a unas elecciones se presentan con la misma filosofía de la junta general de accionistas de una empresa que va a lanzar un producto del año. La parafernalia de grandes paneles de plasma, alfombras rojas, azafatas, descargas de música, tribunas protegidas con barreras de flores, está abocada a encontrar una frase breve, rotunda, directa cuyo impacto remueva una mucosa del inconsciente colectivo para generar un sueño que en el fondo nadie espera que se vaya a cumplir. Por eso, tal vez, en el estado de confusión en que vive nuestro país una frase electoral que podría servir para cualquier político, de izquierdas o de derechas, sería: “Si me odias o me desprecias, vótame” Por Manuel Vincent, tomado de El País