HUMOR: SU SANTIDAD

Luego de acomodar su equipaje en la limusina, el chofer recibe un extraño pedido del Papa Francisco: por favor siéntate detrás, quiero conducir yo. A regañadientes el chofer acepta. Su Santidad en menos de 2 minutos pone la limusina a más de 200km/hora, el chofer aterrado le suplica que baje la velocidad hasta que se […]

Leer más