TODO TRASTOCADO

NOTICIAS

En el plano comercial, laboral y económico, la Industria de Servicios Feriales está afectada en toda su estructura por la derivada de postergaciones y cancelaciones de eventos nacionales e internacionales. Todo comenzó con la cancelación del Mobile por el coronavirus y continuó con todo lo conocido.

A partir de allí el caos y una reacción producto de circunstancias nuevas ante lo desconocido.

En lo comercial comenzaron a aparecer la falta de contratos firmados, presupuestos aprobados, etc. con la administración y clientes, incluyendo la falta de pago de los adelantos pertinentes siempre demorados por mil excusas. Sin omitir las distintas situaciones sobre el estadio de la construcción de pabellones y stands y su montaje a medias o no, según las circunstancias.

En el plano laboral  la combinación de trabajos en taller y montaje (en algunos casos bastante adelantados  como en el Mobile y la ITB Berlín) produjo situaciones únicas que incluyen costes de mano de obra, vuelos, hoteles, dietas, etc. Todo esto obligará a las empresas a un replanteo total, dado que las postergaciones se han trasladado a Junio, Julio y a primeros de Setiembre, habrá que anular/ cambiar fechas vacacionales y reacomodar dentro de lo posible horas de trabajo.

Y qué decir del plano económico, con los 73 millones facturados del Mobile aún en negociación; con los pagos a proveedores, equipos de montaje, etc. y las distintas situaciones creadas por la falta de pago (en algunos casos en litigio) de la administración y de expositores privados, con el añadido de casi dos meses casi sin trabajo pagando nóminas, la situación de muchas PYMES del sector es verdaderamente dramática.