EL ADIÓS A JOAQUÍN CABRAL GARCÍA

NOTICIAS

Con él se va una parte importante de la historia de la Industria de Servicios Feriales y de las ferias españolas, porque fue un pionero en la construcción de los primeros pabellones españoles en las grandes ferias internacionales y la presentación de la industria y empresas de España en exposiciones promocionales en diversos países.

Cuando aún no se podían hacer ferias en Madrid por el Decreto del año 43 él ya  trabajaba con el SIMO, que se realizaba gracias a la argucia de Luis Alberto Petit.

Todo comenzó en aquella carpintería de calle Elfo, a la que de vez en cuando debían cortar al tránsito los empleados para poder así cargar los camiones de Marva, la empresa por él fundada.
Con el paso de los años sus hijos fueron sus continuadores y consolidaron al actual GRUPO MARVA.
Mientras tanto, Joaquín padre seguía con sus colecciones de aviones, barcos y montando año tras año su monumental nacimiento con todo lujo de detalles del cual se sentía orgulloso, porque era reconocido como uno de los más grandes privados de la ciudad de Madrid.
Como buen gallego, disfrutaba del mar navegando y de su casona familiar en Vigo, dónde nos imaginamos, estará contemplando atardeceres y el vuelo de las gaviotas.